Nuevas tendencias de año nuevo para tu oficina

Con el auge de Internet y el uso de la nube, el poder trabajar a distancia ya es un hecho. Ya son muchos los empleados que se conectan desde otros puntos o incluso desde sus casas, retando a los espacios de trabajo a modificar su rol.

A diferencia de lo que habían previsto las series y películas futuristas, representando espacios de trabajo diáfanos e impersonales imperado por máquinas, la realidad apunta a una nueva forma de entender las oficinas. Éstas pasan a ser puntos de encuentro y espacios de coworking donde empleados, partners y freelance trabajan para desarrollar proyectos conjuntos.

dropbox-2

Oficinas de Dropbox en San Francisco, California.

Lo cierto es que hay una necesidad evidente por parte del trabajador de querer volver a sentirse motivado en el trabajo y éste podría ser uno de los motivos por los que el umbral entre la vida personal y laboral se ha vuelto tan imperceptible en los últimos años. Este hecho nos lleva a adaptar los espacios de trabajo los que están en él, y por eso deberán ser variados y versátiles.

A raíz de esta revolución, se empieza a hablar de una nueva práctica en las empresas que consiste en contemplar un presupuesto para que sus equipos puedan comprar, dentro de un catálogo cerrado, el mobiliario que mejor cubra sus necesidades. Un ejemplo son las mesas con alturas regulables que permiten cambiar de postura durante la jornada laboral para estimular los músculos y poder darle un descanso a nuestro cuerpo.

El cambio surgió en las empresas tecnológicas por sus recursos y la baja media de edad de los empleados, siendo la mayoría de ellos nativos digitales. Como resultado, la mayoría de los equipos no pasa ni la mitad del tiempo en sus oficinas y cuando se presentan, es para reuniones puntuales con clientes o con los compañeros de equipo. Algunos buenos ejemplos son las sedes de grandes empresas que empezaron como pequeñas start-ups y que han evolucionado en pocos años en grandes referentes no sólo en cuanto al modelo de negocio, sino en cuanto a la atención que reciben sus trabajadores.

twitter-2

Oficinas de Twitter en San Francisco, California.

Esta revolución se ha ido extendiendo a otros sectores y como resultado un elevado número de empresas ya están iniciando esta transición. A pesar de que algunas empresas no tienen claro cómo empezar a hacerlo, son conscientes de que estamos ante un nuevo paradigma en cuanto al, hasta ahora conocido, lugar de trabajo.

Al reducirse la actividad en el entorno laboral, se requiere menos espacio y por ende, los costes de una compañía disminuyen. Teniendo en cuenta el coste del alquiler de las oficinas, este hecho supone un ahorro importante.

A pesar de que las soluciones para cada empresa son distintas, todas persiguen un objetivo en común: que sean espacios atractivos, funcionales y agradables, y que faciliten la inspiración y la productividad. Todo ello nos lleva a entender los entornos laborales como una extensión de nuestros hogares, espacios más humanos, adaptados a nuestras necesidades y a los tipos de trabajo que se realizan en él.

evernote-1
Oficinas de Evernote en Redwood City, California.

Fuente de las imágenes: www.modlar.com

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR